Ejemplos de conectores para mapas conceptuales

La definición de mapa conceptual es la representación gráfica de un contenido. Su objetivo es organizar las ideas, los conceptos y la información de forma esquemática. Fue desarrollado en los años 70 por el investigador estadounidense Joseph Novak, basándose en la teoría del aprendizaje significativo de Ausubel.

En el mapa conceptual, los conceptos se escriben dentro de figuras geométricas, como rectángulos y elipses. Estas figuras están conectadas por líneas. En las líneas se colocan expresiones de conexión para dar sentido a las conexiones pensadas. Pueden ser frases o verbos, como:

  • Es
  • Se deriva de
  • Se puede hacer con
  • Constituyen

O cualquier otra expresión que haga esta articulación.

La estructura del mapa conceptual se asemeja a una red de conexiones, a diferencia del mapa mental, que es más parecido a un árbol.

Antes de pasar al propósito principal de esta publicación, el cual es explicar los conectores para mapas conceptuales, repasemos brevemente algunos conceptos relevantes:

¿Cuál es la diferencia entre un mapa conceptual y un mapa mental?

Se puede explicar la diferencia entre mapa conceptual y mapa mental de la siguiente manera:

Mapa conceptual: Es una representación gráfica de un contenido, que ayuda a organizar las ideas, los conceptos y la información de forma esquemática.

Mapa mental: Los mapas mentales parten de una idea central. A partir de ahí, se articulan en ideas conectadas, similares a un árbol con raíces y ramas o a la estructura de una neurona. Cada elemento del mapa mental tiene sólo una palabra o una frase corta.

La idea de la organización es llevar al desencadenamiento de un pensamiento, una línea de razonamiento. A partir de esto, es posible trabajar con colores, insertar imágenes, enlaces, etc. El uso de estos símbolos facilita la comprensión y la memorización de los temas tratados en el mapa.

¿Qué es un mapa conceptual de un texto?

El objetivo principal del mapa conceptual es representar, mediante estructuras esquemáticas, conceptos e ideas con claridad, exponiendo los conocimientos y la organización cognitiva de la persona que lo ha realizado. En el caso de un texto, se trata de utilizar representaciones visuales del tema tratado.

Este mapeo tiene como objetivo organizar y estructurar el conocimiento, integrando la información antigua y la nueva para permitir una mejor retención y comprensión.

¿Cómo crear un mapa conceptual?

Un mapa conceptual no es más que una herramienta gráfica que representa visualmente las relaciones entre conceptos e ideas. La mayoría utiliza recuadros o círculos (también llamados nodos), estructurados jerárquicamente y conectados con líneas y flechas (también llamadas arcos). La elaboración de un mapa conceptual se puede dividir en en cinco pasos:

Seleccione un medio de diseño

Algunas personas prefieren utilizar papel y lápiz. Otros, programas informáticos en línea diseñados específicamente para este fin. La ventaja del segundo método es que su mapa estará disponible en formato digital, lo que facilita el trabajo si quiere compartirlo o editarlo.

Se recomienda la siguiente lectura: Programas para crear mapas conceptuales gratuitos.

Crear un concepto central

El consejo es empezar por un campo de conocimiento con el que ya esté familiarizado. Determine una idea central que conecte con todas las demás ideas del mapa. Si no está seguro de por dónde empezar, intente identificar una parte del texto, una actividad de clase o un problema difícil que haya que resolver.

Algo que también puede ser útil es crear una única pregunta, también llamada pregunta de enfoque, que especifique claramente el problema o los problemas a los que el mapa conceptual pretende dar respuesta. Es muy importante que diseñe su mapa teniendo en cuenta esa respuesta.

Identificar los conceptos clave

Tras elegir el concepto principal, el siguiente paso es identificar otros conceptos relacionados con él. Piense en ideas relacionadas y colóquelas en la página.

Esta lista suele constar de unos 15-25 conceptos clave. Lo ideal es que las descripciones de los conceptos sean breves, con una o dos palabras. Estas descripciones concisas evitarán que el mapa quede «hinchado» o con demasiado texto.

Organizar las formas y las líneas

Aquí organizará los conceptos en un formato jerárquico: las ideas más generales están al principio de la lista y las más específicas al final. Puede arrastrar las formas a una lista real, o simplemente organizarlas en el orden aproximado en el que aparecerán cuando se complete el diagrama.

Su mapa empieza a tomar forma cuando conecta las formas con líneas y determina el lugar ideal para cada idea. Recuerde que los mapas conceptuales suelen tener texto, o palabras de enlace (conectores), escritas en cada línea. La idea es que estas palabras definan claramente la relación entre el concepto general y los conceptos más específicos. Se pueden utilizar verbos como «abarcar» y «proporcionar».

Ajustar el mapa

A medida que vaya añadiendo enlaces a cada concepto, examine cuidadosamente las relaciones que está ilustrando. Hágase preguntas como:

  • ¿Cada elemento encaja bien en su lugar respectivo?
  • ¿Hay una posición mejor para esta idea o grupo de ideas?
  • ¿Puedo utilizar una palabra de enlace más precisa para representar esta relación?

Su respuesta ayudará a mejorar el rendimiento cognitivo y a desafiar sus conocimientos sobre cualquier tema. Este es un mapa preliminar, que necesitará ser revisado. Los pequeños ajustes de los enlaces y las posiciones son bastante fáciles de hacer en el software en línea.

Conectores para mapas conceptuales

Las palabras, frases de conexión o conectores son las líneas que conectan un concepto con otro. Su función, como su nombre indica, es explicar la relación entre dos conceptos. Recuerde que siempre deben ser concisos y, a ser posible, contener un verbo. Son palabras como «incluye», «requiere» y «causa».

Para un mejor entendimiento de lo anteriormente explicado, descargue las siguientes presentaciones en PowerPoint, donde se explica detalladamente este tema, (algunas imágenes solo muestran una vista previa, para ver la presentación de forma completa, descárguela).

 

Adicionalmente, si necesita comprender mejor el uso de conectores gramaticales en forma general, la siguiente presentación le será de ayuda:

 

Para finalizar el tema de conectores para mapas conceptuales, la siguiente lista con ejemplos le puede ser de utilidad:

 

¿Cuáles son los componentes de un mapa conceptual?

A continuación, se explican los demás componentes de un mapa conceptual (además de los conectores, anteriormente descritos).

Conceptos

En el mapa conceptual, los conceptos se refieren a las imágenes mentales asociadas al recuerdo de una palabra. Estas imágenes mentales son comunes a todos, aunque para cada uno tienen matices personales.

Estructura propositiva

En un mapa conceptual deben indicarse explícitamente las relaciones más relevantes entre un grupo de conceptos. Esta relación se representa mediante la conexión de oraciones que forman proposiciones.

Tanto las proposiciones como los conceptos son la base para la creación de nuevos conocimientos en un campo. Las proposiciones se componen de dos o más conceptos, unidos por palabras o frases de conexión.

Por ejemplo, si se está estudiando una asignatura como Biología y se tienen los conceptos «composición química» y «de diferentes especies», la frase de conexión entre ellos podría ser «¿de qué depende?»

Estas proposiciones, también llamadas proposiciones, no deben confundirse con preposiciones gramaticales como «el», «antes», «con», entre otras.

Estructura jerárquica

La estructura jerárquica es la jerarquía entre los conceptos. Los conceptos más generales están en la parte superior y los más específicos en la inferior. La jerarquía se representa gráficamente. A medida que se hacen más pequeños, los conceptos son cada vez más específicos. Por lo tanto, hay que leer los mapas de arriba a abajo.

Se puede empezar con más de un concepto y tener otros formatos. Por ejemplo, un mapa conceptual sobre el ciclo del agua puede ser cíclico.

En el mapa conceptual para estudiar y/o para aquellos que experimentan el modelo por primera vez, puede ser más interesante empezar con un solo concepto.

Líneas

Las líneas conectan los conceptos e indican el flujo de información en el mapa conceptual. Indican qué concepto lleva al siguiente y facilitan la visualización de lo que se está estudiando.


Más mapas conceptuales...