15 Actitudes para aumentar el enfoque en los estudios

Siempre es muy fácil coger concentración para leer un libro cuya historia nos agrada mucho o maratonianas nuestras series favoritas, pero encontrar un corto periodo del día para centrarnos en los estudios es un reto enorme. Sin embargo, con la ayuda de la organización y la disciplina, es posible aumentar el enfoque en los estudios.

Es posible aumentar el enfoque en

Algunas estrategias para organizar la rutina son esenciales para superar la distracción y la falta de concentración. ¡Hemos preparado una lista de 15 actitudes para mejorar la concentración y tener éxito!

Consejos para aumentar el enfoque en los estudios

1 – Deshazte de las distracciones antes de que aparezcan

Parece que cuando nos sentamos a estudiar, todas las cosas a nuestro alrededor comienzan a conspirar contra nuestro enfoque. Pasa una ambulancia con la sirena encendida, el perro pide salir de la habitación, entra por la ventana un frente frío y todos los correos electrónicos y mensajes en las redes sociales parecen llegar al mismo tiempo. ¡Sin mencionar el hambre y la semilla que aparecen de repente!

Para evitar que todo esto suceda justo cuando te vas a sentar a estudiar, haz un chequeo general de tu entorno de estudio minutos antes de comenzar. Cierre o abra la ventana, apague el teléfono, deje a mano algunos bocadillos y una botella de agua. Organiza todo tu material para que no tengas que ponerte de pie para buscar nada de lo que has olvidado.

2 – Planifica

Haz una lista de todo lo que tienes que estudiar ese día y marca cómo haces las actividades a medida que las haces. Mantén una agenda alrededor, para que no olvides nada.

Intercalar las disciplinas. Mantenerse enfocado en un solo tema puede hacer que el estudio sea aburrido y te hace perder el enfoque muy fácilmente. Planee estudiar al menos dos cosas diferentes por día.

3 – Utiliza el método Pomodoro

El Método Pomodoro es una técnica desarrollada en la década de 1980 que consiste en dividir el tiempo de trabajo o estudio en periodos de 25 minutos. Tiene este nombre porque su creador, Francesco Cyril, utilizó un cronómetro culinario en forma de tomate para marcar la hora. Puede usar un cronómetro como el suyo, o incluso el despertador del teléfono celular, ¡pero mantenga el dispositivo alejado de la mesa para que no sirva como una distracción!

Por lo tanto, cada 25 minutos de estudio intenso, marca la tarea en la que está trabajando con una x, toma un descanso de tres a cinco minutos para suavizar y estirar las piernas. Luego retoma donde lo dejó para otro ciclo de 25 minutos. Haga esto de acuerdo con el tiempo que haya establecido para estudiar. ¡Así que tu mente no obtiene lo suficiente y puedes ser productivo y aumentar el enfoque en los estudios!

4 – Establecer metas

Junto con el método Pomodoro, es interesante hacer una lista de objetivos a cumplir cada día o cada período de 25 minutos. Ver las metas que se cumplen da el coraje para seguir estudiando y superando. Esto hará que sea fácil mantenerse enfocado.

5 – Escríbelo todo

Estudiar no se trata solo de leer, sino también de escribir mucho. Haz grifos sobre partes importantes del contenido estudiado y escribe lo que creas que es relevante. Haz resúmenes de los textos con tus propias palabras y léete a ti mismo qué registrar. Esto ayudará a registrar y fortalecer la información en la mente.

6 – Respeta tu tiempo y límites

Las personas son diferentes y trabajan de diferentes maneras. Algunos tienen más concentración por la mañana, mientras que otros son más productivos y efectivos por la tarde o por la noche. Otros también prefieren trabajar o estudiar al amanecer. ¿Cuál es tu horario? Tómese el tiempo en el período en que puede concentrarse más para estudiar.

Recuerda que eres un ser humano y no una máquina. No trates de estudiar más de lo que eres capaz de hacer, no te desgastes más allá de la factura. ¿Ves que no va a funcionar? Respira y detente. Reanudar en otro momento o al día siguiente.

7 – Ejercita tu cerebro

Crea un ritual para el momento del estudio en medio de tu rutina. Coloque el material en la mesa, haga estiramientos, prepare un té. Cualquier cosa como esto hará que tu cerebro comience a entender que ese momento es el momento de estudiar, y está a punto de comenzar a enfocarse.

1641204095 125 15 Actitudes para aumentar el enfoque en los estudios

8 – Ejercita tu cuerpo

Está científicamente comprobado que las personas que mantienen un Cualquier rutina de ejercicios funciona mejor en los estudios que las personas sedentarias. Esto se debe a que las actividades físicas causan un aumento en la producción de sinapsis neuronales y se forman nuevas conexiones interneurales.

¡Mantener una rutina de ejercicio físico saludable es la clave para aumentar el enfoque en los estudios! Puede ser cualquier tipo de ejercicio. Reserve media hora del día para caminar por la escuela, la universidad o la cancha deportiva del edificio. Bájese del autobús un punto temprano para caminar hasta su casa. Haz yoga con videos de YouTube. ¡Cualquier cosa vale la pena!

9 – Aliméntate bien

De la misma manera que el sedentarismo perjudica la concentración, una dieta baja en nutrientes y llena de sodio y grasas solo dificulta. Es necesario mantener la frecuencia en una dieta saludable. La comida no hace milagros si comemos solo de vez en cuando.

Priorizar los alimentos que aumentan la producción de energía, como los cereales y algunos carbohidratos y grasas, como los presentes en los plátanos y el aguacate, así como los omega 3, presentes en el pescado y los frutos secos. Este tipo de grasa ayuda con la memoria. Para la concentración, los chocolates con alta concentración de cacao, el café sin azúcar y el té negro son los principales aliados.

10 – Tener buenas noches de sueño

Una de las principales distracciones a la hora de estudiar, seguro, es el sueño. Eso es porque no dormimos bien por la noche. Por lo tanto, para mantener el enfoque en los estudios sin sentir que los ojos pesan, trate de dormir temprano, en la oscuridad total y sin ruidos que puedan perjudicar el sueño.

11 – Recompénsate a ti mismo

¿Pudiste completar tres ciclos de 25 minutos o estudiaste durante una hora entera sin parar? Es hora de conseguir un pequeño premio, ¿no crees? Vea un episodio de su programa favorito, tome una siesta, tome un bocadillo elegante o vea sus redes sociales.

12 – Escucha música tranquila

No todos trabajan bien escuchando música mientras estudian, pero para algunas personas, tener un poco de ruido en los oídos no solo es bueno, ¡sino que también ayuda mucho! Algunas aplicaciones de transmisión de música tienen listas de reproducción listas para usar con un enfoque en los estudios. También puedes crear la tuya propia con canciones que te gusten.

13 – Sé flexible

Tener una rutina de estudio estable es genial, pero a veces será inevitable tener que dejar de estudiar algún día. ¡Suceden imprevistos y las citas, ya sea que se marquen con anticipación o de última hora también! Y está bien. No te culpes a ti mismo por eso. ¡Mañana es otro día y puedes reanudar!

14 – Haz todas tus preguntas

Es común pensar que entendiste toda la asignatura durante la clase, pero al revisar el contenido date cuenta de que poco todavía tiene sentido, después de todo, algunos temas se quedan en el camino.

Tan pronto como notes una duda, dudas en aclarar con el profesor, con un amigo o en la investigación en internet. Lo importante es no tratar de proceder con el estudio con dudas en mente. Esto aleja el enfoque de lo que es importante y termina con la concentración.

15 – Mantente motivado

Establece tus prioridades incluso antes de comenzar a estudiar. ¿Por qué estás estudiando? ¿Es para mantener el conocimiento fijo en mente o para una prueba específica? Recuerda esto mientras estudias, además de todas las recompensas que vendrán de un buen desempeño, como buenas calificaciones, aprobar el semestre, una plaza universitaria o un concurso. ¡Lo importante es no dejarse derribar por la nada y mantenerse enfocado!


Más mapas conceptuales...